Buscar:

Caser seguro para comunidades


Las comunidades de vecinos necesitan disponer de una buena cobertura contra los imprevistos que puedan suceder en la zona común, causando daños, a la propia zona, a los vecinos o sus propiedades, o a terceras personas.

En la actualidad existen numerosas opciones de contratación, pues las aseguradoras, elaboran distintos tipos de productos, con funciones similares, pero con una amplitud de coberturas muy diversas. Esto se realiza para cubrir las necesidades de cada comunidad en particular.

Una de las compañías aseguradoras que en la actualidad dispone de mayor disponibilidad de modalidades, es Caser seguros. Para ello cuenta con 4 modalidades, que intentan satisfacer las demandas de las diferentes comunidades que pueden necesitar de garantías.

Modalidades disponibles en Caser

  • Zonas comunes
  • Zonas comunes y privadas
  • Modalidad flexible
  • Único propietario

Dependiendo de la póliza elegida, se tendrá acceso a una serie de coberturas incluidas, que se pueden ampliar de forma opcional. Así encontramos productos para todo tipo de comunidades, desde los más básicos y económicos, hasta los “todo riesgo”.

Coberturas básicas (comunes a todas las modalidades):

  • Edificio y contenido.
  • Incendio y Daños Diversos:
  • Roturas en parte comunes del edificio (lunas, cristales, etc.).
  • Defensa jurídica.
  • Asistencia 24h.

Coberturas opcionales (según modalidad):

  • Daños por agua (generales o generales y privados).
  • Rotura de partes privadas del edificio o de partes comunes.
  • Riesgo para empleados.
  • Rotura de maquinaria.
  • Vehículos en garaje.
  • Reposición estética.
  • Coberturas especiales.

Daños por agua:

  • Daños materiales directos producidos en los bienes asegurados a consecuencia de:

Fugas   o averías producidas de forma accidental e imprevista:

  • Conducciones de distribución o de evacuación de agua.
  • Instalaciones de calefacción y refrigeración.
  • Depósitos fijos de agua.
  • Omisión o por desajuste  del cierre de grifos y/o llaves de paso instaladas en las partes de uso común del edificio, así como las filtraciones producidas por esta causa.

Riesgo para empleados:

  • Accidentes corporales (Muerte e Invalidez Permanente Absoluta).
  • Infidelidad de empleados.
  • Responsabilidad civil patronal.

Vehículos en garaje:

  • Daños por  incendio, explosión  impacto de rayo y robo o intento de robo, sufridos en estado de reposo, por los vehículos propiedad de copropietarios o inquilinos del edificio asegurado en el interior del garaje.

Recomposición estética:

  • Gastos de reparación o recomposición necesarios para conseguir restaurar la coherencia estética del continente afectado por un siniestro cubierto por:
  • Incendio y daños diversos.
  • Rotura en partes privadas del edificio.

Responsabilidad Civil:

  • Por acciones u omisiones de los empleados.
  • Por incendio o explosión cuyo origen sea una zona común del edificio.
  • Derivada de daños causados por agua.
  • Por trabajos de reparación, transformación o decoración del edificio.
  • Defensa y fianzas.
  • Costes judiciales (en caso de libre designación se establece un máximo de 3000.

 

 

 

 

¿Para que contratar un seguro de comunidades?


Hoy en día existen numerosos productos para asegurar todo tipo de riesgos. En los inmuebles, el seguro de hogar es imprescindible para estar tranquilo ante los riesgos presentes, pero ni mucho menos es el único, ya que en los edificio y residenciales privados, el seguro de comunidad es importante para tener la mayor protección posible de todas y cada una de las zonas comunitarias ante los riesgos que se pueden dar en momento y por diferentes circunstancias.

Función del seguro de comunidades

Ahí radica la importancia de la contratación de un seguro de comunidades que además de garantizar la responsabilidad civil de la zona común, ante los daños y perjuicios que pueda acarrear a terceras personas o a los propietarios de los inmuebles, incluya también un número amplio de coberturas que tengan como fin, cubrir los riesgos que puedan dañar parte o la totalidad de la zona común en general.

El seguro se hace cargo de reponer los daños

Los vecinos pertenecientes en la comunidad, deben tener en cuenta, que en caso de carecer de un seguro de comunidades, los daños que puedan producirse en el edificio, tendrán que ser reparados por cuenta de los propios vecinos, con lo cual será un costo a tener en cuenta y que dependiendo del daño, podrán o no afrontarlo. Esto es debido, a que no resultará igual de costoso, la reparación de una gotera, que la reposición de una parte de la zona por un incendio.

¿Qué debe cubrir el seguro?

Cuanto mayor número de coberturas incluya el seguro de comunidades, más completo será, no obstante, hay que saber elegir que se incluye y excluye, ya que en ocasiones, puede que algunas coberturas no sean necesarias para una zona común en particular. Las coberturas más importantes son:

  • Daños por agua independientemente de las causas.
  • Daños por incendio, explosión, caída de rayo, humo u hollín.
  • Daños por vandalismo.
  • Daños por inundación.
  • Daños por fenómenos atmosféricos.
  • Daños causados por choques, impactos y ondas sónicas
  • Por derrame de instalaciones automáticas de extinción de incendios y derrame de combustibles.
  • Rotura de lunas y cristales.
  • Daños eléctricos.
  • Daños estéticos
  • Por salvamento.
  • Responsabilidad Civil

Seguro de comunidades de vecinos Santa Lucía


Los seguros de comunidades de vecinos se encargan de reparar y reponer todos los desperfectos causados por un siniestro que se encuentre cubierto por la póliza contratada por los vecinos de una comunidad.

Toda comuna, debe tenerlo para salvaguardarse de los imprevistos que puedan ocurrir y de la responsabilidad civil que la zona común tiene con respecto a personas, bienes e inmuebles adyacentes.

Santa Lucía ha elaborado una de las pólizas más completas que se pueden encontrar en la actualidad. A continuación les mostraremos todas las coberturas que pueden obtener en caso de decantarse por esta opción:

Daños producidos por incendio, rayo, explosión, implosión, autoexplosión y sus efectos secundarios.

Electricidad, humo, viento, pedrisco y nieve.

Gastos de salvamento, demolición, desescombro y extinción.

Daños por agua, incluyendo los gastos de localización y reparación de la avería.

Rotura de lunas, espejos, cristales y metacrilatos, incluyendo los gastos de instalación.

Desalojo forzoso del edificio y pérdida de rentas en pisos y locales de alquiler.

Responsabilidad civil, incluyendo indemnizaciones a terceros, gastos de defensa jurídica, pago de costas, gastos judiciales o extrajudiciales y constitución de fianzas.

Protección jurídica integral, incluyendo la asistencia jurídica telefónica especializada, reclamación del pago de cuotas de comunidad, reclamación de daños, defensa penal, Derecho Administrativo, Civil y Laboral.

Y además:

Las coberturas que nos diferencian de otros seguros de comunidades de propietarios son:

Conexión con profesionales reparadores, incluyendo el coste de su primer desplazamiento.

Daños producidos por colisión de vehículos, ondas sónicas, actos de vandalismo, robo, atraco o expoliación, incluyendo la reparación de desperfectos.

Reconstrucción de jardines.

Caída de árboles, postes y antenas.

Malversación de fondos comunitarios cometida por miembros de la Junta Rectora de la comunidad y empleados de la misma que los hubieran recibido en depósito.

Reposición de documentos públicos perdidos a causa de alguno de los siniestros contemplados por la póliza.

La mayor red de asistencia a su servicio, con la garantía de santalucía.

Además, si el edificio tiene menos de 3 años, Santa Lucía dispone de las mejores condiciones en seguros de comunidades, ya que el contenido propiedad del asegurado, queda garantizado hasta en el 1% del valor del continente.

Seguro para propietarios de edificios de viviendas


Mapfre es una compañía de seguros líder en el sector que ofrece a sus asegurados las mejores garantías y la confianza necesaria de saber que en caso de tener un imprevisto, no tardarán en realizar las convenientes reparaciones o reposiciones.

Para los propietarios de edificios de viviendas mantener todo el inmueble en perfecto estado es muy difícil por sus características y necesita de un seguro que garantice la reparación de cualquier daño que pudiera surgir por cualquier motivo.

A continuación mostraremos todas las particularidades que diferencias estás coberturas de otros seguros similares que se pueden encontrar en la actualidad en el mercado:

 

Daños Materiales:

 

Incendio y otros daños:

Incendio, explosión o implosión.

Humo de origen accidental.

Caída de rayos.

Fenómenos atmosféricos (lluvia, viento, pedrisco o granizo y nieve)

Hundimiento accidental del terreno por obras ajenas al inmueble asegurado.

Choque o impacto de vehículos, aeronaves u otros objetos y ondas sónicas o turbulencias producidas por ellos.

Actos Vandálicos.

Daños de origen eléctrico.

Inundaciones.

 

Daños por agua:

Daños en los bienes asegurados.

Localización de averías y reparación de tuberías.

 

Atascos:

Gastos para desatascar conducciones comunitarias.

 

Roturas:

Cristales, lunas, espejos y vidrieras.

Fregaderos y aparatos sanitarios fijos.

Muebles de metacrilato, mesas de mármol, granito, piedra o minerales análogos.

Placas de cocina en materiales cerámicos vitrificados.

 

Robo:

 

Robo y daños por esta causa.

Hurto.

Sustitución de llaves y cerraduras en caso de robo o extravío (incluso viviendas particulares).

Robo de dinero en efectivo y cheques durante su transporte a una entidad Bancaria.

Robo dentro del recinto asegurado de los bienes portados por los copropietarios, inquilinos, familiares y personas que convivan con ellos:

Ropa y efectos personales.

Reobtención de documentos.

Joyas y alhajas.

Dinero en efectivo.

Cheques (cobro indebido).

Tarjetas de crédito (uso fraudulento o extravío)

Asistencia sanitaria urgente.

 

Daños estéticos:

 

Gastos de reparación o reposición necesarios para restaurar la coherencia estética que el bien dañado tenía antes de la ocurrencia del siniestro.

 

Prestaciones especiales:

 

Inhabitabilidad del edificio:

Alojamiento provisional en un hotel.

Alquiler de una vivienda o local provisional.

 

Otros perjuicios:

 

Salvamento, desescombro y extracción de lodos.

Daños a los bienes asegurados por las medidas adoptadas para extinguir o contener el siniestro.

Gastos de extinción

 

Responsabilidad civil:

 

Indemnizaciones y fianzas.

Costes judiciales y dirección jurídica.

 

Coberturas especiales.

 

Responsabilidad civil copropietaria:

Indemnización y fianzas, costes judiciales y dirección jurídica derivados de reclamaciones.

Entre copropietarios en su condición de poseedores de viviendas o locales del edificio.

 

Defensa Jurídica:

 

Costas judiciales, dirección jurídica y gastos conexos.

Procedimientos amparados:

Reclamación de daños y perjuicios

Derecho laboral

Derechos relativos al edificio

Defensa penal

Reclamación de pago de cuotas comunitarias

 

Servicio telefónico de orientación jurídica.

 

Asistencia en el edificio:

 

Servicio telefónico orientación administrativa del edificio.

Profesionales para la realización de reformas y otras reparaciones.

Información estadística de la póliza.

 

Impago de alquileres:

 

Garantizamos las rentas de alquiler durante 12 meses desde la comunicación del segundo impago. Tiempo más que suficiente para la tramitación del desahucio por falta de pago del inquilino.

 

Defensa Jurídica arrendador:

 

Ponemos a tu disposición un equipo de abogados para tu defensa jurídico, incluido desahucio. Serán ellos los que se preocupen de resolver los conflictos con el inquilino.

 

Actos vandálicos producidos por el inquilino:

 

Te cubrimos todos esos desperfectos que el inquilino pueda causar por actos vandálicos, para que mantengas las viviendas en las mejores condiciones.

¿Es aconsejable dejar de pagar el seguro de comunidades por culpa de un vecino moroso?


En ocasiones, convivir en un edificio el cual disponga de una amplia zona comunitaria y donde haya que pagar una cuota mensual puede resultar dificultoso, a causa sobre todo de que no todos los vecinos tendrán la misma facilidad de trato, ni serán todo lo bueno pagadores que se desearía. Normalmente no se puede elegir los vecinos que se tiene, por tanto a veces pueden ser más cuidadosos o menos, lo que puede implicar ciertas situaciones de incomodidad y de malestar generalizado.

En los casos de que haya tocado un vecino que sea moroso, o cause vandalismo en el propio edificio, no se deben dejar de abonar los diferentes pagos que acarrea toda comunidad de vecino, puesto que entonces se podrá ver cortado los suministros (por ejemplo en los casos del agua, o del gas), o se podrán quedar desprotegidos (en caso de que se dejen de abonar las cuotas de los seguros de comunidades). A pesar de que a causa de los impagadores no se puedan llevar los pagos al día, o se tengan daños en las zonas comunes, no se pueden tener sin los suministros o garantías a aquellas personas que si abonan religiosamente su cuota mensual comunitaria.

Un seguro de comunidad de vecinos es demasiado importante como para dejar de mantenerlo. Entre otros muchos servicios, el que ofrece la cobertura de responsabilidad civil es el más importante de todos, por ejemplo: en caso de que un incendio generado en una zona común, se extienda a las viviendas colindantes, la responsabilidad es de la zona común y será esta la que se tenga que hacer cargo de acarrear con los gastos de reparar o reponer los daños hasta que lo dañado quedé como antes del siniestro.

Es por eso, que aunque los vecinos que pagan tengan que hacerse cargo durante ciertos meses del gasto extra que conlleva los morosos, no estarán en ningún momento desprotegidos y cuando por vía judicial se obligue a pagar al vecino moroso, podrán recuperar el gasto realizado.

 

Más Enlaces

Condiciones de uso de los contenidos | Responsabilidad

Analizamos Seguros y Aseguradoras | Publicaciones especializadas en Seguros